miércoles, 8 de agosto de 2012

INTRAMUROS


Dejaré el ruido en la puerta;
Mundo y lengua 
colgados en la cancela.

Mis pies desnudos,

los ojos por estrenar.
En mis oídos rumor
de viento y agua.
Nada más.


Imagen y texto: María

6 comentarios:

Francisco Espada dijo...

El mundo interior, esa privacidad es la que nos preserva de la voracidad del día a día.
Belleza y besos.

María (lady) dijo...

Ese pequeño espacio más que necesario es imprescindible y muy muy saludable.
Un abrazo!

María (lady) dijo...

Transcribo literalmente:

"María, amiga querida, me resulta imposible dejarte un comentario debido a esas tremendas "medidas de seguridad". Te lo dejo en el correo y desearía que lo copies y pegues al pie de tu post.
Te quieo mucho...ahí va:


(hermoso tu poema María)....hazlo, que el silencio es el territorio donde se encuentran las almas con su mejor vestido. Nos veremos siempre en esa esquina, my lady, amiga querida

María (lady) dijo...

El comentario anterior me lo ha enviado mi querido amigo Roberto "... que no sea demasiado tarde". Yo no era consciente de que hubiera tantas barreras para poder llegar hasta aquí.

Gracias! querido amigo; Ahí nos vemos. Un beso.

Edurne dijo...

Intramuros y Extramuros.
Siempre me han gustado esas palabras y su significado, su aplicación a nuestras propias vidas...

Disfruta del "intra" y del "extra"!

Muxutxuak!
;)

María (lady) dijo...

Edurne, guapa, en ello estamos!
Un abrazo muy fuerte.