martes, 1 de enero de 2013

Para comenzar

-y ya es una tradición-  tenemos música ....   ¡bailemos!

1 comentario:

Francisco Espada dijo...

Este es todo un clásico de los últimos años en el comienzo de año: un poco de música culta, de glamour, bellas danzas en salones suntuosos y propósitos de cambios que dan vueltas en la cabeza y se aplazan para después de Reyes.
Gracias por este regalo, María.
Un beso.