lunes, 4 de junio de 2012

Materia y Espíritu





Sobras de ayer,
restos de hoy,
manjar de mañana
en la
mesa del comedor.











Desdeño los lujosos jarrones
y grandes floreros.
Prefiero usurpar
a la ceniza
su cenicero.




Imágenes y texto: María

8 comentarios:

frank dijo...

AAAAA........!!!! que buenas palabras amiga.

Francisco Espada dijo...

¡Maravilloso, María! Esto es lo que se llamar reciclar: crear de los despojos.
Un abrazo

elena dijo...

Si a las sobras les pones un poquito de maquillaje, tipo rehogar, o apañar en ensalada, no son reciclaje sino novedad.

Genial la idea del cenicero.

Besos.

María (lady) dijo...

Ahí estamos!
Manjares reciclados,
ceniceros reconvertidos
...
Abrazos!, amigos.

MarianGardi dijo...

Precioso Maria y con mucho sentido.
Me gustó.
Besos amiga y compañera de letras

María (lady) dijo...

Gracias! Marian.
Besos.

RECOMENZAR dijo...

me ha encantado encontrar tu blog

María (lady) dijo...

Un placer verte por aqui.
Bienvenida!!