sábado, 9 de enero de 2016

No es lo mismo ....

Se acabaron! Si, se acabaron las fiestas, los excesos, los brillos, las luces .... 
Toca guardar los adornos, las lentejuelas, las luces brillantes y volver a la normalidad, a la seriedad, la esencia, la constancia del día a día ..... 

¡en fin!
Que no es lo mismo
iluminar unos días
que alumbrar cada día.


Imagen y texto: María

3 comentarios:

Edurne dijo...

Pues a ver si es verdad y podemos alumbrar todos los días!

Muxutxuak!
;)

Francisco Espada dijo...

Lo importante es saber alumbrar a la vida.

Saludos.

María (lady) dijo...

Y alumbramos, amigos. Alumbramos!
Un abrazo fuerte.