sábado, 25 de mayo de 2013

YO TE VEO



Orgulloso y erguido,
camuflado en tu ramaje.
Silencioso tu mundo verde
entre cemento y hormigón.

Mudo testigo
de nuestro pasar cada día.
No te vemos y tu siempre nos miras.
Buenas noches,
Buenas tardes,
¡Buenos días!

Imagen y texto: María.

4 comentarios:

manolo dijo...

Bella Poesía que le dedicas a ese árbol, que realmente parece que tiene ojos.

Saludos, manolo
http://marinosinbarco.blogspot.com.es/

Francisco Espada dijo...

Los ojos de un poeta sirven para algo más que mirar, para traspasar y concebir aquello que al resto pasa desapercibido. ¡Felicidades, María!

Besos

Mayte dijo...

Corto y profundo tu poema. precioso sin duda
Saludos

María (lady) dijo...

Manolo,
Bienvenido!! y muchas gracias.

Francisco,
No sé si los ojos o el alma que a menudo necesita ver más allá de lo palpable y material. Un abrazo.

Mayte,
De vez en cuando tu huella por aquí. Gracias y un beso.